Subscripción electrónica

miércoles, 30 de marzo de 2016

La paz en Colombia, blindada por acompañamiento internacional

El presidente cubano Raúl Castro (centro), estrecha las manos del presidente colombiano Juan Manuel Santos (izquierda) y del líder de las FARC, Rodrigo Londoño,el 23 de septiembre, en La Habana. Un histórico momento en que las dos partes pactaron tener un Acuerdo Final para la paz en Colombia el 23 de marzo, un compromiso que no pudo cumplirse. 


“No fue posible” firmar el Acuerdo Final con la guerrilla comunista de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), oficializó desde La Habana la noche del 23 de marzo el jefe negociador del gobierno colombiano, Humberto de la Calle.

No hubo comunicado conjunto de los delegados de los países garantes, Cuba y Noruega, como es usual. A cambio, cada parte leyó una declaración por separado, sobre la imposibilidad de alcanzar el acuerdo en la fecha límite que se habían dado seis meses antes.

“Subsisten diferencias importantes con las FARC sobre temas de fondo”, agregó De la Calle. El gobierno no acepta que las FARC vean el desarme como un “proceso”. Con armas no hay posibilidad de integrarse a la vida civil: la dejación de armas debe ser “sin zonas grises. Sin mezcla de armas y política”, subrayó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario