Subscripción electrónica

viernes, 22 de abril de 2016

El Mediterráneo y el naufragio moral



El Mediterráneo es la frontera más desigual entre dos mundos. La renta per cápita de la Unión Europea es 14 veces superior a la de la media de los países de la frontera sur del mar. Ni siquiera la frontera entre Estados Unidos y México es tan disímil en renta, riqueza y bienestar. 

En el espacio euromediterráneo, el 90% del comercio se da entre miembros de la Unión Europea, el 9% entre el norte y el sur del mar, y sólo el 1% restante entre los países árabes. Con estos datos apenas haría falta explicar nada más. A pesar de que Europa permanece, después de una colosal crisis económica, en una especie de 'estancamiento secular', los refugiados siguen llegando a ella, porque las fuerzas del terrorismo siguen avanzando y porque las diferencias, agrandadas por los medios de comunicación de masas y las redes sociales, son espectaculares.

Los refugiados van a cambiar Europa del mismo modo que los emigrantes europeos transformaron Estados Unidos durante los siglos XVIII y XIX. El papel de los líderes europeos, como en tantos otros aspectos, ha de ser guiar a los ciudadanos en la dirección correcta, no correr detrás de los acontecimientos. Habrá dos problemas que solucionar: qué hacer con los que ya están dentro y qué hacer con los que van a seguir viniendo, pese a las trabas que se les impongan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario