Subscripción electrónica

viernes, 8 de abril de 2016

ESPAÑA: Lo demás, 'merde'

Los mensajes de López Madrid muestran una continuidad en las prácticas de la monarquía.



En tiempos, el soberano soberaneaba. No ocultaba sus mecanismos de poder. En ese sentido, tampoco ocultaba sus mecanismos para enriquecerse. Eran parte de sus atribuciones, era una exhibición de su singularidad. Hoy en día, cuando la soberanía no es tan siquiera una seña de identidad de los Estados, los soberanos deben ocultar gran parte de sus singularidades si quieren seguir con vida institucional.

El ocultamiento de su naturaleza es parte –buena parte– de su singularidad. De hecho, en la monarquía contemporánea española, la ocultación de su financiación, históricamente delictiva, o sensible de ser valorada éticamente, ha sido una constante desde el siglo XIX.

No hay comentarios:

Publicar un comentario