Subscripción electrónica

viernes, 19 de agosto de 2016

Una jueza considera que agredir al grito de “maricones de mierda” no es homofobia

Una sentencia da por probados los hechos, pero no aprecia un delito de odio por homofobia y concluye que el agresor ha cometido cuatro faltas de lesiones. El Juzgado de Instrucción Nº 39 de Madrid le ha condenado a pagar 250 euros a cada uno de los cuatro jóvenes a los que agredió en abril de 2015. El colectivo LGTBI Arcópoli ha contabilizado en lo que va de año 149 agresiones por homofobia o transfobia solo en la Comunidad de Madrid




“Da la sensación de que la homofobia merece solo una sanción administrativa leve”, afirma Gerardo, que muestra su indignación por una condena que, dice, “lanza un mensaje a la sociedad de que es barato pegar a un homosexual”. El joven de 22 años compara la sanción con las aplicadas por infracciones “como beber una lata de cerveza en la calle, que está multado con el doble”, afirma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario