Subscripción electrónica

lunes, 26 de septiembre de 2016

Niñas y niños refugiados sin nada para festejar

 La nadadora siria Yusra Mardini, quien integró el equipo de Atletas Olímpicos Refugiados en Río 2016, abrió la reunión de alto nivel sobre refugiados convocada por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, encarnando una esperanza que escapa a la mayoría de niñas y niños desplazados.





El lunes 19, Estados Unidos fue uno de los principales países en obstruir la Declaración de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) que prohibiría la detención de todo menor refugiado. Una decisión que solapó el compromiso asumido por Washington al día siguiente de reubicar a 110.000 refugiados en 2017.
Poco más de la mitad de los 65,3 millones de personas desplazadas son niñas y niños, de los cuales la mayoría, unos 25 millones, no están escolarizados, lo que podría dejar rezagada a toda una generación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario