Subscripción electrónica

viernes, 14 de octubre de 2016

Guatemala: el pasado en el presente


El Informe Nacional de Desarrollo Humano 2015-2016 sobre Guatemala tiene un enfoque muy optimista, tiende a centrar la mirada en la lucha por el bienestar, en lugar de seguir insistiendo solo en temas de conflictividad, lo cual tiene un sentido positivo y, si tuviéramos líderes con conciencia, sería una buena guía para el diseño de lo que debería hacerse.




Al echar una ojeada a los datos duros y puros y a los mensajes del estudio, lo que vemos en el pasado y en el presente es lo mismo. Y, lo que es peor, vislumbrando el futuro como una continuidad de la desigualdad y la inequidad en la que por siglos hemos vivido, si no hay quién asuma los costos de tomar las decisiones drásticas que implicarían revertir esa situación.

Una vez más se ratifica lo que varios estudios han revelado: la pobreza en el país se ha incrementado, la clase media se ha reducido y unos cuantos siguen enriqueciéndose. La pobreza, que dice el informe es multidimensional, es decir que puede analizarse desde la perspectiva de la alimentación, el acceso al agua, a la salud y la educación, el hacinamiento y el acceso al conocimiento, había tenido una reducción, pero ahora subió, y el 66.7% de los guatemaltecos viven en pobreza y, de nuevo, ese mapa coincide con el área rural y especialmente en donde vive la población indígena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario