Subscripción electrónica

miércoles, 8 de marzo de 2017

#8M: Una creación colectiva DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER


El próximo 8M depara una reconfiguración del escenario de las mujeres en las calles, en las casas y en sus lugares de trabajo que escapa al imaginario gremial y público para ser conceptualizado a la medida del tiempo laboral en sus más variadas formas, convirtiendo la desocupación en nuevas formas de trabajo. La construcción de la herramienta política del paro en los territorios y en asambleas vitales y heterogéneas les pone cuerpo a las palabras y fortalece el paro internacional como modalidad inédita de lucha que impulsa un feminismo masivo, capaz de vincular reclamos y deseos urgentes contra las violencias y los ajustes despiadados.




La jornada del Paro Internacional de Mujeres del próximo miércoles 8 de marzo se viene amasando, vociferando, debatiendo y, sobre todo, construyendo en una serie de espacios múltiples. El paro del 19 de octubre pasado instaló la discusión sobre un nuevo sentido de esta herramienta: ya no sólo para uso exclusivo de los sindicatos, sino capaz de ser reconfigurada, reconceptualizada y reutilizada por realidades de vida y trabajo que escapan a los límites gremiales. ¿Qué significa hacer del paro una medida apta para las trabajadoras informales y cooperativistas? ¿Cómo logran parar quienes se dedican a las tareas domésticas y de cuidado que parecen no tener pausa posible? 

El paro se fue construyendo en muchas lenguas y dando espacio a muchos reclamos. Desde Paraguay, el llamado al Paro toma para muchas mujeres el significado de la protesta contra el envenenamiento de las comunidades por agrotóxicos. En Colombia, hay un debate intenso sobre el papel que jugó la campaña que agitó la “amenaza del género” a favor del triunfo del “no” a los acuerdos de paz. En Honduras y Guatemala, la organización de la medida se afirma fuerte en el reclamo por los femicidios territoriales contra líderes comunitarias. En Brasil, los reclamos subrayan la avanzada de las iglesias contra las luchas por las  autonomías del cuerpo. El paro entonces, desborda e integra la cuestión laboral. No la deja de lado pero al mismo tiempo la redefine y la actualiza. La multiplica sin diluir su densidad histórica



No hay comentarios:

Publicar un comentario