Subscripción electrónica

viernes, 24 de marzo de 2017

ARGENTINA. El terror y sus cómplices: Una historia inconclusa



En esta semana se cumplen 41 años del Golpe del 24 de marzo del 76 y cerca de 44 del inicio del Terrorismo de Estado. Ambos tuvieron, para el Partido Militar y las clases dominantes, un sentido estratégico ya que se trataba de diseñar el modelo de país acorde con los intereses de estas últimas y con las exigencias del Consejo de Washington. Los mismos formaron parte de una contraofensiva contrarrevolucionaria de los Estados Unidos dirigida a asegurarse su “patio trasero”, que era el Continente Americano.




El esquema económico, cultural y social impuesto no ha sufrido mayores alteraciones en estos casi treinta y cuatro años de una democracia “encarcelada y limitada”. Por el contrario, se ha agravado con la minería contaminante a cielo abierto, la destrucción de bosques, el uso de pesticidas, de semillas transgénicas, la “sojización” y la hegemonía del capital financiero.

Todo ello en el marco de una presencia dominante de las trasnacionales y de un empobrecimiento de grandes franjas de nuestra población que subsisten con planes asistenciales que les aseguran una “clientela cautiva” a los partidos del sistema.

Un 33 % de pobres y miles de indigentes representan el peor escenario de la Argentina actual.

Contexto que se complica, aún más, con la presencia de la narco política que se infiltra en las policiales nacionales y provinciales e influencia a jueces y dirigentes políticos

No hay comentarios:

Publicar un comentario