Subscripción electrónica

miércoles, 8 de marzo de 2017

Localizadas en la región iraquí de Sinyar 35 fosas comunes del ‘genocidio yezidi’


A medida que el Estado islámico va perdiendo terreno, tanto en Siria –Al Bab y Raqqa- como en Irak –Mosul-, se van conociendo más datos sobre el genocidio yezidi, una ancestral religión practicada entre el pueblo kurdo, sobre todo en la región iraquí de Sinyar, víctima de una campaña de limpieza étnico-religiosa llevada a cabo por fuerzas yihadistas durante el verano de 2014.

Esta región de Sinyar, situada entre la ciudad de Mosul y la frontera siria, hace meses que fue recuperada por los peshmergas kurdos y los guerrilleros del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), habiéndose comenzado a exhumar parte de las 35 fosas comunes localizadas por la organización Yazda, dedicada específicamente a denunciar estas masacres




Para el Estado Islámico pero también para otras corrientes integristas del islam, los yezidis, pese a su origen zoroastriano, son “adoradores del diablo” y, por lo tanto, no están incluidos entre “las religiones del libro” –cristianismo, judaísmo y mazdeísmo- que, de acuerdo con las enseñanzas de Mahoma en El Corán, deben ser respetadas por la religión musulmana. Debido a esta razón, para los yihadistas, los varones adultos y las mujeres de avanzada edad deben ser sacrificados si no renuncian a su religión y se convierten al islam, mientras que las mujeres menores de 50 años pueden ser utilizadas como esclavas sexuales y los niños enviados a centros de adoctrinamiento religioso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario