Subscripción electrónica

miércoles, 5 de abril de 2017

“¿Por qué si nuestro proyecto favorece a la inmensa mayoría, esto no se traduce en un apoyo social y electoral equivalente?”



La siguiente entrevista a Marta Harnecker fue realizada por el periodista Tassos Tsakiroglou para el periódico griego Efimerida ton Syntakton. Apareció en país en el día en que se inauguraba la Conference Internacional "El Capital de Marx a los 150 años de su publicación: Reflexiones para the 21st Century", uno de cuyos invitados era Marta. El evento tuvo lugar en Atenas del 14 al 15 de enero del 2017 y fue organizado por la revista teórica marxista Theseis en colaboración con la fundación Rosa Luxemburg. Links publicó la versión original en inglés y ahora rebelion.org está publicando su versión en español con algunas pequeñas correcciones realizadas por la entrevistada. 

Los recientes resultados electorales en Ecuador, que dieron un triunfo muy estrecho a Lenín Moreno, candidato de Alianza PAIS, dan gran actualidad a la pregunta que la entrevistada plantea: ¿Por qué, si nuestro proyecto favorece a la inmensa mayoría, esto no se traduce en un apoyo social y electoral equivalente?” 


Marta Harnecker


Pienso que es increíble cómo Marx previó lo que sucedería en el mundo en relación al desarrollo del modo de producción capitalista. Para mencionar sólo algunas cosas: anunció la tendencia a la concentración de la producción cada vez en menos manos (la actual transnacionalización de la economía), la aplicación de la ciencia en los procesos de producción (la actual robótica y agricultura transgénica), el entrelazamiento de todos los pueblos en la redes del mercado mundial, y con esto, el crecimiento del carácter internacional del régimen capitalista (la actual globalización), y suma y sigue. Él pudo adelantar todo esto porque fue capaz de descubrir la lógica del capital, y al lograr esto, buscaba dar a los trabajadores los instrumentos teóricos para su liberación.

La gran pregunta podría ser: ¿por qué si nuestro proyecto favorece a la inmensa mayoría, esto no se traduce en un apoyo social y electoral equivalente?

La explicación que damos a menudo es que las fuerzas conservadoras usan los medios de comunicación para diseminar una visión deformada de nuestro proyecto. Pero muchas veces nosotros mismos somos los responsables de cómo éste es percibido: no hemos sido capaces de explicarlo en términos sencillos que puedan ser entendidos por los más amplios sectores. Y lo peor de todo, nuestras vidas no han sido coherentes con nuestro proyecto. Predicamos la democracia, pero actuamos autoritariamente; queremos construir una sociedad solidaria pero somos egoístas; propugnamos la defensa de la naturaleza pero somos consumistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario