Subscripción electrónica

viernes, 5 de mayo de 2017

Capitalismos en colisión





Los últimos procesos electorales que vienen sucediéndose en distintos países del mundo occidental dibujan un panorama de choque frontal entre diferentes corrientes y grupos de poder que tratan de conservar privilegios en un nuevo contexto económico de réditos y crecimiento menguantes. Los “globalistas” neoliberales habían mantenido una hegemonía solo cuestionada por los movimientos altermundistas en las últimas décadas. Con la brutal crisis de beneficios que el capitalismo realmente existente enfrenta desde 2007 aparecen nuevos movimientos de contestación, ya incluso desde dentro del propio sistema de poder, que reclaman un giro identitario defensivo y proteccionista, tanto en lo económico como en lo cultural, alentado tanto por élites locales rentistas como por gente tradicionalista de clases medias que ven como sus salarios y condiciones laborales no dejan de empeorar.

Es así como debemos entender el ascenso de los “nacionalistas” que han ganado las últimas contiendas electorales en EEUU con Trump, en UK con el éxito del “Brexit”, que han estado a punto de ganar en Holanda con Wilders y que “amenazan” con la victoria próxima en Francia con Le Pen. Frente a este auge del capitalismo “nacionalista” (o capitalismo de “un solo país”) el capitalismo globalista (representado por el partido demócrata estadounidense de los Clinton, los “socialdemócratas” de la europa mediterránea o los liberales democristianos en centroeuropa) pierden fuelle ideológico ante su manifiesta incapacidad para frenar la corrupción y los desmanes de los grandes grupos financieros e industriales que están siendo los únicos ganadores de esta crisis sistémica en la que seguimos incrustados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario