Subscripción electrónica

jueves, 18 de mayo de 2017

El cólera deja a la población de Yemen en una situación crítica



Tirados por los pasillos de los hospitales yemeníes, los niños se retuercen de dolor por el cólera, según muestran las fotografías de los pocos reporteros que trabajan en el país. Los aldeanos desplazados recorren las llanuras desérticas y las escarpadas montañas para escapar de los combates. 
La creciente escalada de enfermedad y los desplazamientos de decenas de miles de personas han desencadenado una de las peores crisis humanitarias del mundo, empujando a la población yemení al colapso.




Según el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) el cólera -una enfermedad diarreica propagada por alimentos o agua contaminada con heces humanas- ha matado a 180 personas en menos de tres semanas. Las madres están llevando a sus hijos a hospitales colapsados, donde no hay camas y apenas medicamentos.

Los datos de la ONU son escalofriantes: cada diez minutos muere un niño en Yemen por causas evitables, dos millones de personas han huido de sus hogares y sólo la mitad de los hospitales tienen personal y suministros para funcionar con normalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario