Subscripción electrónica

sábado, 13 de mayo de 2017

Gernika reconoció la paz en Colombia en el 80 aniversario del bombardeo


Fue un 26 de abril de 1937, en hora vespertina, cuando las campanas de la Iglesia Andra Mari de Gernika, una pacífica localidad vizcaína de unos 7000 habitantes, empiezan a replicar avisando de la llegada de la temida Aviación Condor alemana apoyada por fuerzas aéreas italianas, aproximadamente unos 40 aparatos. Tres minutos  duró el horror. 
La devastación causada por las más de tres toneladas de bombas arrojadas, dejó un reguero de muerte y destrucción y prácticamente el pueblo arrasado. Ahí se forja la historia del cruel bombardeo de Gernika, cuya memoria quedó borrada por el franquismo durante  de 40 años. 
Según cuentan algunos historiadores, unas 2.000 personas perecieron en el vil acto de fuerza demostrado por las dos potencias europeas gobernadas por el fascismo, como preludio de lo que vendría años más tarde cuando provocaron la segunda “Gran Guerra” europea del siglo XX.




80 años después Gernika conmemoró el bombardeo con actos de diversa índole relacionados con la tragedia. Este aniversario fue singular. La efeméride contó con una gran proyección internacional y consiguió atraer hasta el pueblo vizcaíno a los medios más importantes del mundo.

La jornada siguió a medio día con la entrega de  los XIII premios Gernika por la paz y la reconciliación, que este año recayeron en el presidente colombiano Juan Manuel Santos, el líder de las FARC, Rodrigo Londoño Timochenko, y el foto-periodista Gervasio Sánchez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario