Subscripción electrónica

lunes, 29 de mayo de 2017

Guerra silenciosa de las dos ruedas



Más que una moda transitoria, la irrupción de las bicicletas en las grandes ciudades españolas se está conformando como una auténtica filosofía de vida en la que se mezclan el compromiso con el medioambiente, una conducta responsable y sostenible y hasta una espiritualidad basada en la meditación que propicia el pedaleo.




i bien siempre ha habido quien se ha decantado por el uso de la bici como medio de transporte, desde hace unos años, las autoridades europeas han venido incentivando su uso. La localidad francesa de Rennes fue uno de los primeros municipios que apostó por un servicio público de bicicletas en la calle, a finales de los noventa. Doscientas bicicletas y 25 puntos de estacionamiento. La siguió Oslo, en 2001 (1.200 bicicletas y 120 aparcamientos). En España, la primera ciudad fue Barcelona (1.500 bicicletas, 100 puntos de recogida y entrega), y después Córdoba, Gijón y Sevilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario