Subscripción electrónica

martes, 6 de junio de 2017

Adeu Carles Capdevila


Estoy extrañada, confusa, dolida y temerosa. La vida me ha vuelto a poner en la casilla de salida en este comienzo de junio que no deja de ser contradictorio. La vida, sí, la vida;  ese frágil hilo en el que nos sostenemos a diario cuando pensamos que todos los días van a ser iguales. Esos momentos en donde vemos amanecer sin notarlo y de repente aparece la noche y nos invita a pasar otra hoja del calendario ahora digital. Pasamos parte de la misma quejándonos por la sinrazón del de al lado; cuando en un segundo, tan solo uno, alguien que tiene 52 años se va. En esta ocasión ha sido Carles Capdevila, pero ha habido otras ocasiones, otras confusiones, otros dolores que he visto y he sentido como propios porque no me han dejado indiferente en estos días atrás. Otros que en estos días he vivido junto a amigos que han perdido a alguien querido joven; siempre hablamos de juventud.




Tu valentía, tus ganas de vivir, te enseñaron a contar la verdad y también supiste despedirte de la dirección del Diario Ara cuando todo se torcía para siempre, a perdonar a los que te hicieron pupa en el periodismo; difícil y cabrón oficio de esos que cuentan la verdad. Luchar por la vida, sí, pero luchar hasta el final. Pero hoy, en este verano que acaba de arrancar, el periodismo se queda hoy más huérfano que nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario