Subscripción electrónica

viernes, 9 de junio de 2017

François Houtart es el alma de la tierrra Ha tocado partir a un hombre excepcional


El talante de François Houtart es el de quienes dejan tanto que su contribución no permite ser valorada de una vez. Habrá momentos y espacios de sobra para atesorar lo que nos deja en ejemplo y en sabiduría. Hoy, con el pesar de saber que ya no le tenemos entre nosotros, nos limitamos a compartir este sentimiento.
Criado en la fe cristiana que le llevó al sacerdocio, su formación sociológica le permitió llegar a la más profunda e integral comprensión del hecho social, a percatarse sin prejuicio de la importancia del descubrimiento marxista y de la necesidad del pensamiento revolucionario, para lograr un mundo de justicia y equidad. Su reflexión y su hacer práctico fueron de una coherencia impecable, y su dedicación y energía le acompañaron sin fallas hasta los instantes finales de su vida física.




Convirtió al mundo llamado tercero, periférico, subdesarrollado, pobre y dependiente en centro de su motivación e intervenciones sociológicas. Son notables las investigaciones que realizó en la India, Sri Lanka, Vietnam, varios países de África y la América Latina. Sus trabajos le han valido reconocimiento y admiración en todos los países en que los ha desarrollado. Jugó un papel sumamente activo en el impulso de los movimientos sociales a través del Fórum Social Mundial y el Fórum Mundial de Alternativas junto al pensador marxista egipcio Samir Amín. Fundó el Centro Tricontinental (CETRI) en la Universidad de Lovaina la Nueva, junto a su colaboradora la socióloga GenevieveLemercinier, publicó desde 1994 la revistaAlternatives Sud, que dirigió hasta el 2004, para facilitar estas acciones, orientadas siempre a la construcción de un mundo mejor.

Le decimos ahora: ¡No hay adiós para ti, François, porque tu obra y tu pensamiento son también para nosotros un compromiso vivo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario