Subscripción electrónica

sábado, 15 de julio de 2017

Dos formas de enfrentar y detener la contribución de la ganadería a la crisis climática


Alejarse de la carne y de los lácteos producidos de manera industrial

Redirigir el apoyo hacia los sistemas manejados por pequeños productores


El sistema alimentario global, según señalan los científicos, da cuenta del 29% de las emisiones globales de los gases con efecto de invernadero, siendo la producción de carne y de lácteos la responsable de la mayor parte de este porcentaje.


Actualmente, la ganadería genera más emisiones de gases con efecto de invernadero que todo el transporte mundial en su conjunto. Cerca de la mitad de las emisiones asume la forma de metano, un gas que retiene 30 veces más calor en nuestra atmósfera que el dióxido de carbono, pero que desaparece muy rápido una vez que se deja de producir.




No hay comentarios:

Publicar un comentario