Subscripción electrónica

viernes, 14 de julio de 2017

La UE pide “responsabilidad” a las ONG mientras exporta armas a países en conflicto


El Centre Delàs señala las ventas de armamento europeo a países con millones de refugiados

El pasado cuatro de julio la Comisión Europea anunció un plan de ayuda a Italia para reducir lo que se denominó “presión migratoria”, a través de las rutas del Mediterráneo Central. La iniciativa fue una respuesta a la solicitud de apoyo a los socios europeos por parte del gobierno italiano. Según la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), 83.650 personas arribaron a las costas de Italia por mar entre enero y junio de este año, lo que supone un aumento del 20% respecto al mismo periodo de 2016. La agencia de la ONU agregó que las cerca de 200.000 plazas de acogidas habilitadas para inmigrantes y refugiados en Italia estaban casi al completo. Circunstancia particularmente grave es la de los menores inmigrantes o refugiados que viajan solos, 25.846 a finales del año 2016. ACNUR señaló asimismo que 2.030 personas perdieron la vida en el Mediterráneo entre enero y junio de 2017, cuando intentaban llegar a Europa.




El plan de la Comisión Europea establece, entre otras medidas, que Italia elabore un Código de Conducta para las ONG que participen en actividades de búsqueda y salvamento en el Mediterráneo Central. El ministro del Interior del gobierno español, Juan Ignacio Zoido, realizó unas declaraciones respecto a esta iniciativa, recogidas por la Agencia Efe: “Se debe concienciar a las ONG de que se está para ayudar, y no para favorecer la inmigración irregular”

No hay comentarios:

Publicar un comentario