Subscripción electrónica

martes, 25 de julio de 2017

UNION EUROPEA: Combatiendo la esclavitud en las plantaciones


Miles de personas migrantes explotadas por empresarios sin escrúpulos

El drama de miles de personas migrantes que trabajan en condiciones de semiesclavitud en las plantaciones de la península italiana va paulatinamente despertando preocupación en varios ámbitos de la vida nacional. La aprobación de una ley que castiga con fuerza la explotación laboral demuestra que sí es posible hacer algo para acabar con esta ignominia.

Largas y extenuantes jornadas de trabajo, salarios indignos, falta absoluta de las normas mínimas de seguridad e higiene, hacinamiento en las barracas donde viven, condiciones de precarización laboral absoluta, son solamente algunas de las graves violaciones que sufren los obreros agrícolas, en su mayoría migrantes, en las plantaciones italianas y de otros países de Europa.


Son miles de seres humanos explotados bajo el sistema de caporalato[1], cuyo sufrimiento enriquece tanto al capataz (caporale) que contrata la mano de obra, como el empresario agrícola que se desinterese de las condiciones laborales de estas personas.

Las zonas más afectadas son las regiones del sur de Italia, aunque el fenómeno ya se ha extendido prácticamente a todo el país. Son plantaciones de cítricos, tomates, manzanas, sandías, uva, hortalizas, pero también hay una fuerte presencia en el sector pecuario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario