Subscripción electrónica

domingo, 30 de julio de 2017

Venezuela, objetivo a derribar por el poder político, económico y mediático internacional


La misma sociedad que denunció las mentiras que durante años han sostenido los grandes medios de información en relación a los acontecimientos que estremecieron al mundo durante el siglo XX y lo que va del XXI (las famosas armas de destrucción masiva de Irak), digieren con inocencia de niños las falseadas informaciones que hoy nos brinda el blindado y monopólico poder-negocio de las corporaciones mediáticas.

El poder económico y político hegemónico en el mundo puso la mira sobre los procesos democráticos abiertos en Latinoamérica y orquestó unas estrategias de derribo especiales en cada país con el mismo fin: que volvieran a ser el patio trasero de EEUU y Europa. El último de estos episodios, la condena al ex presidente de Brasil Lula Ignacio da Silva sin ningún tipo de pruebas, que lo invalidarían como candidato a las próximas elecciones, es una muestra vergonzosa de hasta donde son capaces de manipular al propio poder judicial para bloquear la posibilidad de que en ese país deje de gobernar el corrupto Temer y se recupere la democracia con un gobierno que defienda los intereses de su pueblo.



En las casi dos décadas de Gobierno Bolivariano, Venezuela ha pasado a ser uno de los tres países con menor desigualdad social en Latinoamérica. (Informe de la CELAC * 2016) En este período se han desarrollado 19 procesos electorales valorados por la Fundación Carter como los más transparentes del mundo.

El Tribunal Supremo de Justicia invalidó la elección de tres diputados de la oposición por la región de Amazonia acusados de graves irregularidades en el último proceso electoral en el que ganó la derecha. A pesar de ello la Asamblea Nacional, con mayoría opositora, los incorpora como representantes con pleno derecho. El Tribunal Supremo de Justicia declara en desacato a la Asamblea Nacional y por ende invalida todas sus decisiones. No lo invalida el Poder Ejecutivo sino el Poder Judicial.

En este contexto de confrontación de poderes del estado democrático la oposición elabora una estrategia de desestabilización del gobierno, soberana y legalmente constituido basada en:

No hay comentarios:

Publicar un comentario