Subscripción electrónica

martes, 11 de julio de 2017

VENEZUELA: Quemar la comida: táctica para impedir la Constituyente



El panorama es desolador: bultos y bultos de comida quemada. Mantequilla, pasta, carne, azúcar -derretida-, leche, arroz, por toneladas. Entre 50 y 60 en total, de las 180 que se encontraban en la noche del jueves, cuando dos personas ingresaron y prendieron fuego el depósito de Mercal que se encuentra en Lechería, frontera con Barcelona, el mayor del estado Anzoátegui. El incendio duró casi una hora. Se retiraron con el edificio en llamas y tres pintadas: “chavistas malditos”, “no más hambre”, y “viva Leopoldo”.




El hecho marca dos elementos. El primero es que el eje económico está en primer plano del intento de asedio hacia el golpe de Estado. Así lo indicaba el aumento de precios sostenido -en las calles de Barcelona el kilo de harina de trigo subió de 4.500 a 9.000 bolívares en una semana, y el azúcar de 5.000 a 7.000 bolívares en tres semanas- y los ataques, tanto secuestros como trancas, a camiones de las redes de distribución de alimentos del Estado. Ante eso, en Anzoátegui ya existe un plan por parte del gobierno para custodiar los camiones en el recorrido desde la entrada al estado hasta el depósito final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario