Subscripción electrónica

dissabte, 23 de maig de 2020

Dinamarca ya lleva un mes sin confinamiento. Y su ritmo de contagios no está creciendo


A mediados de la semana pasada, la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, comparecía ante los medios para anunciar lo siguiente: "Hemos conseguido tener bajo control el contagio de coronavirus".  Un mes después de reabrir escuelas y negocios, de retomar la actividad social y económica, de recuperar la normalidad, el ritmo de contagios no crecía. No demasiado. Y sigue sin hacerlo.




No hay aumentos. Se trata de una feliz incógnita. "Aún no sabemos por qué no hay más infecciones", ha confesado el instituto serológico danés, encargado de monitorizar la epidemia. Su último informe (PDF) es claro: el ritmo de reproducción (R0) de la enfermedad no ha crecido significativamente desde que se iniciara la apertura. Las hospitalizaciones siguen cayendo y la tendencia es muy alentadora.

¿Por qué? Frederiksen lo atribuye a la distancia social. La gente, sencillamente, está teniendo cuidado. Los expertos barajan hipótesis similares. Desde las nuevas prácticas de higiene hasta el respeto a las recomendaciones, pasando por una reducción en la violencia del virus. La movilidad, no obstante, sigue muy por debajo (el transporte público aún registra un 42% menos de usuarios).

Las autoridades danesas, por cierto, no incentivan el uso de mascarillas ante la falta de evidencia disponible.

Cap comentari:

Publica un comentari