Subscripción electrónica

lunes, 18 de abril de 2016

Censurar la existencia de paraísos fiscales es fácil. Conseguir que desaparezcan se convierte en una tarea de titanes, sostiene Nicholas Shaxson

 Nicholas Shaxson


La consideración del Estado como enemigo del ciudadano al que arrebata una parte de lo ganado mediante impuestos tiene detrás el apoyo intelectual y filosófico de las escuelas de pensamiento que defienden lo particular por encima de lo colectivo.

Cada vez que se ha puesto en marcha un impuesto, se han activado mecanismos contables y jurídicos para intentar eludir su pago. Particulares y empresas tienen como objetivo principal, cuando de fiscalidad se habla, conseguir pagar lo menos posible.

Este es el decálogo de Nicholas Shaxson:

No hay comentarios:

Publicar un comentario