Subscripción electrónica

lunes, 25 de abril de 2016

Chernóbil, 30 años después del desastre

El mayor accidente industrial de la historia de la humanidad sigue despertando hoy en día unos sentimientos encontrados de horror y curiosidad. Viajamos al lugar para conocer su estado sobre el terreno



Nadie pensaba al construir una de las mayores centrales nucleares de la Unión Soviética, con proyectos iguales en Leningrado y Kursk, que esa central a solo cien kilómetros de Kiev, entonces capital de la república soviética de Ucrania, podía explotar y originar el mayor accidente tecnológico de la Historia de la Humanidad. Nuestro viaje hacia la central y la zona de alienación o exclusión que rodea Chernóbil empieza precisamente en Kiev.

Visitar la central no es difícil actualmente y cualquier persona puede hacerlo. Con una antelación mínima de diez días hay que hacer la solicitud formal a las autoridades ucranianas, pagar ciertas tasas y listo. En realidad la mayoría de gente que visita la zona lo hace a través de agencias especializadas. Turismo de catástrofes, se llama. Pero sobre los visitantes y sus peculiaridades, un poco más adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario