Subscripción electrónica

lunes, 25 de abril de 2016

ESPAÑA: El gasto militar no entiende de austeridad

El 1,3% del PIB español se dedica al gasto militar según el SIPRI. El Gobierno rebaja la cifra al 0,6%.

El submarino S-81 Plus, construido por Navantia.

El mayor fracaso de la industria militar española. Es como comienza a conocerse el 'sobrepeso' de los nuevos cuatro submarinos S-80, rebautizados como S-81 plus, de los que se desconoce cuál será su coste final. Sin embargo, sí se sabe que la cifra alcanzará, al menos, los 130 millones de euros. Es el precio que supone revisar y mantener los submarinos hoy en servicio para prolongar su vida mientras llegan los nuevos que los sustituyan.

El sobrecoste de la construcción de estos sumergibles fabricados con unas toneladas de más –entre 75 y 100 en la fecha inicial de entrega, 2012, ahora 2020 para el primero de ellos– y el dinero que siempre aparece para pagar este tipo de 'inconvenientes' –que en el caso de la serie S-80 aún está por determinar– son sólo un ejemplo más de las habituales peculiaridades del gasto militar español.

No hay comentarios:

Publicar un comentario