Subscripción electrónica

martes, 26 de abril de 2016

Manos sucias y medios de comunicación

El ‘ultra’ Bernard, de ‘manos limpias’ a ‘manos sucias’

El tema de las manos sucias, que ellos llamaban manos limpias, supongo que en el sentido de “limpiar” dineros y conciencias, leyes y actividades judiciales, poniéndolas al servicio de las más recalcitrantes y siempre presentes derechas y fascismos, son un ejemplo del presente de la sociedad española.

Manos sucias no es sino una organización de ultraderecha que ha buscado dos fuentes de apoyo y financiación: las extorsiones a personajes con poder económico y causas judiciales, y las denuncias contra personas, grupos de la todavía denominada izquierda. Una organización creada bajo los últimos rescoldos de la Fuerza Nueva de Blas Piñar, que durante años se ha dedicado a esos dos fines tan afines al neocapitalismo: generar ganancias para sus dirigentes gracias al proceso de corrupción general en que vivimos y al tiempo perseguir a quienes combaten el sistema, sean movimientos surgidos al calor del 15-M o plataformas de lucha obrera, anticapitalista, por los derechos sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario