Subscripción electrónica

domingo, 1 de mayo de 2016

De ciudadanos libres a esclavos consumidores


La importancia de la electricidad en toda nuestra actividad vital doméstica sigue en aumento desde los años 50. La electrificación es básica en los hogares, un servicio indispensable en casi la totalidad de las actividades económicas debido a la masiva evolución de la sociedad del conocimiento y una internet industrial que se apoya totalmente en la electricidad.
Pareciera que la eficiencia energética marcará una tendencia bajista del consumo eléctrico, sin embargo la implantación del vehículo eléctrico provocará un aumento considerable de la demanda. Un hogar medio nacional que está aproximadamente en 3.500 kWh/año de consumo eléctrico, si tuviera dos vehículos eléctricos, podría casi multiplicar por tres su factura de la luz, llegando hasta los 10.000 kWh/año. La cifra es impactante, triplicar la demanda eléctrica doméstica.
En transparencia el sector eléctrico también ha sido un fiasco. Desde las eléctricas se hace referencia al término de suficiencia recaudatoria como la cantidad mínima que garantice que el consumidor costee los gastos en los que incurre al utilizar el sistema eléctrico. Sin duda, basta con escuchar el lenguaje que utilizan para entender que para ellos nunca hemos sido clientes, ni siquiera usuarios. Somos esclavos consumidores que pagamos sus costes. Unos costes que se podría afirmar que son falsos porque no hay una auditoría independiente que contraste la veracidad de los mismos.
Ahora nos toca el turno a cada uno de nosotros. Ya está bien de protestar en la barra del bar. Tenemos opciones para elegir y transformar nuestra realidad. Ahorra energía, autoconsume o desconéctate si puedes, si no, cámbiate a comercializadoras de energía 100% verde. Que tu próximo vehículo sea eléctrico. La libertad y el valor de elegir son nuestros. Actúa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario