Subscripción electrónica

domingo, 21 de agosto de 2016

LOS DELITOS DE ODIO POR DIVERSIDAD SEXUAL Y DE GÉNERO

Cuando se trabaja en el ámbito de la diversidad sexual y de género, como lo hace ALDARTE, es imposible sustraerse a una realidad: la situación de violencia con la que cotidianamente viven las personas que bien por su sexualidad, bien por su género son estigmatizadas y declaradas como “no normales”. Todas las personas tenemos una sexualidad y una identidad de género, pero cuando éstas no se acomodan a lo considerado normal, de forma frecuente se nos considera objetivo legítimo de discriminaciones y de toda clase de abusos y violencias, bien sea por la tradición, la cultura, la religión, etc.

Manifestación el 28 de junio, día internacional por las libertades sexuales, Bilbao (2015).



Las violencias a las que son sometidas las personas no normativas por su sexualidad y/o por su género ha sido un problema que durante muchos años no ha sido debidamente reconocido en nuestro país, pese a las miles de agresiones que se producen y que frecuentemente se desconocen. Se trata de una violencia que traspasa fronteras, clases, etnias y religiones, y cuyo motivo esencial se resuelve Los delitos de odio por diversidad sexual y de género en el odio hacia las personas LGTTBIQ (Lesbianas, Gais, Transexuales, Transgénero, Bisexuales, Intersexuales, Queers) por su preferencia sexual y/o identidad de género.

Estas violencias están empezando a ser reconocidas como delitos de odio, un término que se refiere a “la negación delictiva de la igual dignidad intrínseca de la persona y de la universalidad de derechos humanos




No hay comentarios:

Publicar un comentario