Subscripción electrónica

miércoles, 12 de octubre de 2016

ESPAÑA: La democracia siempre ha sido un sistema que se respeta mientras no moleste


El poder real, ese que emana del dinero, el que ostenta la unión de las corporaciones que gobiernan este mundo, que ha creado una nueva religión que se llama neoliberalismo y que tiene como artículo primero y único la libertad, entendiendo como tal la vigilancia y lucha contra los estados intervencionistas, que consiste en negar la soberanía de los gobiernos para impedir el expolio de sus conquistas sociales, y la condena del pueblo soberano a una pobreza absolutamente innecesaria, a una explotación de los trabajadores que raya en el feudalismo, y a una asimetría fiscal que permite a las grandes sociedades transnacionales eludir el pago de impuestos, que recae sobre los hombros de los asalariados, ese poder omnímodo, inmisericorde y cruel, arrasa con la esencia de la democracia.


El Gran Wyoming 

Se da la paradoja de que este sistema llamado democrático convierte al pueblo soberano en testigo de su propia aniquilación a manos de aquellos gobernantes que él mismo elige y que ni siquiera tienen entre sus obligaciones el cumplimiento del programa con el que concurren a las elecciones. Es un sistema incompleto y decadente que ampara la estafa desde el poder. Esa versión del Sistema Democrático provoca que la corrupción se convierta en sistémica y sea atenuada y encubierta por los que deberían perseguirla

No hay comentarios:

Publicar un comentario