Subscripción electrónica

martes, 21 de febrero de 2017

Los insultos racistas rozan lo intolerable en los campos regionales




"¿Merece la pena tener a un negro en tu equipo?" La pregunta no sale del periodista, sino de Óscar Galbán, el presidente del San Martín de Vilaxoan. Un equipo de un pequeño pueblo de Galicia que, desde su fundación en 1951, nunca vivió el estrés de las últimas semanas.




"Pero si no seguimos dando repercusión a esto mañana volverá a pasar lo de siempre". Y lo de siempre es que uno de sus futbolistas, uno de los flamantes fichajes del último año, Carlos Sánchez, el único de piel negra del equipo, mañana, cuando vuelva a jugar de visitante, volverá a escuchar esos insultos racistas ('negro de mierda', 'mono', 'vete a Melilla') que ya son incompatibles con él y con el resto de sus compañeros que están cansados de ver sufrir a Carlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario