Subscripción electrónica

miércoles, 22 de febrero de 2017

Portugal: Grândola vila morena, a los 30 años de la muerte de Zeca Afonso


“Grândola, vila morena terra da fraternidade, 
o povo é quem mais ordena dentro de ti, ó cidade”

Medianoche del 24 al 25 de abril de 1974. Un grupo de oficiales del ejército portugués había preparado en secreto un levantamiento contra el régimen dictatorial de Marcelo Caetano, quien mantenía el poder en Portugal desde que seis años antes sustituyera a Atonio de Oliveira Salazar, fundador de la dictadura en 1926.

Las señales para iniciar las movilizaciones eran la emisión a través de Rádio Renascença de dos canciones. La primera, “E depois do adeus”, de Paulo de Carvalho, se había radiado a las 23.55 horas del 24 de abril, y los militares que tenían que poner en marcha la revolución esperaban con inquietud la señal definitiva para iniciar las movilizaciones: la emisión por la misma emisora de una canción prohibida por la censura del régimen, “Grândola vila morena”, del cantautor José Afonso.



A las 00.25 horas del 25 de abril sonó en la radio la esperada canción y los acordes de “Grândola vila morena” pusieron en marcha una insurrección pacífica, la “Revolución de los claveles”, que acabó con casi cincuenta años de una dictadura de puño de hierro que regentó vidas y haciendas en Portugal y sus colonias a lo largo de una gran parte del siglo XX.


“Grandola vila morena”, que se convertiría en símbolo de la revolución y la democracia portuguesas, había sido compuesta por un cantautor portugués, José Afonso, en honor a Grândola, una pequeña villa del Municipio de Setúbal en la región del Alentejo. José Afonso jamás se imaginó ni lejanamente la trascendencia y el alcance ya no solo musical sino social que tendrían aquellos sobrios versos vestidos con notas y armonías igual de sencillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario