Subscripción electrónica

miércoles, 15 de marzo de 2017

Desde Venezuela: Declaración hacia una Asamblea internacional de movimientos y organizaciones de los pueblos


1 Estamos atravesando un momento histórico en el mundo donde se evidencia una crisis estructural del sistema capitalista centrado en el capital financiero. Esta crisis afecta todas las dimensiones de la vida: una crisis económica, generando miseria en el pueblo, un creciente aumento del desempleo y reduciendo dramáticamente las posibilidades del pueblo de acceder a sus derechos básicos, como la alimentación, la vivienda y la salud. La cara más perversa de esto es que poblaciones enteras son forzadas a emigrar para intentar conseguir mejores condiciones de vida y salir de la exclusión hasta la que empuja el sistema. Es una crisis social ya que los acontecimientos mus muestran cómo se desata la mayor violencia hacia el pueblo que exige esos derechos arrebatados, respondiendo con criminalización, represión y genocidio.




2 Esta situación es producto de la necesidad del imperio y las empresas transnacionales de conquistar nuevos territorios para explotar sus bienes naturales y concentrar mayor riqueza, a fuerza de destrucción del ambiente. Estamos frente a una crisis ambiental por destrucción irreversible de nuestro planeta. También se corresponde con una crisis política, dada por un descreimiento de las instituciones de los estados, que atienden las necesidades del mercado dominadas por el capital en lugar de dar respuesta a las demandas sociales. Por todo esto la crisis adquiere una dimensión cultural imponiendo a las sociedades hábitos consumistas, valores individualistas y de competencia entre las personas, atentando contra valores como la solidaridad y el trabajo colectivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario