Subscripción electrónica

sábado, 4 de marzo de 2017

La incoherente preocupación del PP por los derechos humanos en Venezuela


La contribución más destacada de Percival Manglano a la gestión de la ciudad de Madrid este mes es una proposición para que el pleno del Ayuntamiento de Madrid exija a las autoridades venezolanas la “inmediata liberación de Leopoldo López, Antonio Ledezma y todos los demás presos políticos encarcelados en Venezuela”. Sin tener la más mínima intención de discurrir acerca de lo que el señor Manglano entiende por “presos políticos”, la aportación de este concejal del PP para los habitantes de Madrid en el mes de febrero remueve en quien firma este texto una mezcla de sensaciones que van desde el bochorno hasta las ganas de chanza.





No sirve, pues, escudarse en los derechos humanos para motivar el uso interesado que hace el PP de la situación política en Venezuela, a pesar de reconocerles su derecho a la preocupación por la política internacional. Tendría sentido, eso sí, si alargasen la vista y cuestionasen también las visitas y negocios del rey en Arabia Saudí, la situación del Sáhara o el avance de la extrema derecha en Europa. 

Tampoco sobraría que en su labor política se preocupasen por vulneraciones que se dan en nuestro país y de las que casi siempre han sido cómplices o ejecutores: baste hablar de la Ley Mordaza o de la valla y las concertinas de Melilla, por ejemplo. Quizá después de ver los resultados de su defensa de los derechos humanos en estos ámbitos podríamos tomar en serio su acción y alejar la sospecha de que esta campaña constante a favor de los opositores venezolanos en realidad está vinculada con algo que va más allá de una guerra cultural o de la defensa de los negocios de la familia Capriles en Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario