Subscripción electrónica

domingo, 5 de marzo de 2017

La Europa fragmentada



Anoten bien: Europa podría evitar muchas de las muertes en el mar Mediterráneo o en la ruta terrestre que siguen los refugiados.

Cómo: Activando el derecho a solicitar asilo en las embajadas y consulados europeos situados en los países de origen o de tránsito de las personas que migran. Es decir, abriendo rutas legales de entrada a Europa.





Muchas de las personas que llegan a nuestro continente desde Oriente Próximo pagan hasta 5.000 euros a las mafias para cruzar un mar y seis fronteras. Es decir, tienen dinero suficiente para comprar un billete de avión que les trasladaría a cualquier país europeo sin necesidad de poner en peligro su vida.

Por qué esto es imposible: Porque la Unión Europea apenas otorga visados de entrada desde el país de origen a personas que escapan de la guerra o de la persecución. Prefiere condenar a potenciales refugiados a rutas clandestinas cada vez más peligrosas. En su empeño por externalizar fronteras para alejar el problema de sus conciencias, cierra los trayectos más lógicos y solo deja como alternativa los caminos más arriesgados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario