Subscripción electrónica

miércoles, 26 de abril de 2017

EE UU: El racismo como política migratoria del gobierno estadounidense



Mucho del discurso de la política migratoria es maniqueo y perverso. Se basa en estereotipos discriminatorios y tendenciosos, donde el migrante es visto como un transgresor de la ley, mientras deliberadamente se omite que es un trabajador explotado, carente de prestaciones, seguridad social y sin derechos, y que, sobre todo, incrementa la riqueza de los empleadores y las empresas…


Muro entre EEUU y México


Junto a las deportaciones y el incremento de la criminalización del migrante, uno de los ejes más visibles y polémicos de la política migratoria del actual gobierno estadounidense ha sido la iniciativa de la construcción del muro. Entre las razones de la administración gringa para la construcción del muro se encuentran detener la migración mexicana, controlar las actividades del narco-crimen organizado y contener las amenazas a la seguridad nacional. 
No obstante, estas iniciativas, lejos de basarse en una lectura histórico-estructural y sociopolítica de estos procesos fronterizos, se fundamentan en prejuicios xenófobos. Los muros, que ya existen en ciertos cruces fronterizos –por ejemplo Tijuana/San Isidro y Ciudad Juárez/El Paso-, no han servido para frenar la migración, que durante el cambio de siglo se incrementó debido a las reformas neoliberales y a la demanda de mano de obra de Estados Unidos (EU); sólo sirvieron para incrementar exponencialmente el número de muertes de migrantes. 
Tampoco redujeron el trasiego de drogas y la actividad de los grupos del crimen organizado, quienes se valieron del uso de túneles, de camiones con compartimentos secretos y otras estrategias para burlar a las autoridades.




No hay comentarios:

Publicar un comentario