Subscripción electrónica

domingo, 9 de abril de 2017

ONU: La hipocresía como arma de destrucción masiva



Seguramente pocos se habrán sorprendido por el reciente bombardeo sobre Siria ordenado por Trump. Si ya estábamos acostumbrados a la permanente intervención militar de USA en todo el planeta, con un bravucón como flamante presidente era previsible que el imperio decadente redoblara su apuesta. La excusa esta vez fue el criminal uso de armas químicas por parte de Assad, provocando la muerte de civiles. Para castigar tal crimen USA disparó sus misiles Tomahawk, asesinando a más civiles por supuesto, y tensando aún más la cuerda de las relaciones internacionales en un veloz retroceso hacia los tiempos de la guerra fría.




Pero no tendríamos que alarmarnos, porque tal como se nos enseñara en la escuela primaria, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, creado después de la segunda guerra mundial para garantizar la paz en el mundo, se ocupará del tema…¡Cuánta hipocresía!

Una semana atrás tuve oportunidad de estar en New York para presentar el libro “Encrucijada y futuro del ser humano”, en el cual precisamente dedico un capítulo al tema de las Naciones Unidas y la contradicción de un Consejo de Seguridad controlado por los mayores productores de armas del mundo. También tuve oportunidad de ingresar a la sede de la ONU y presenciar las jornadas para el tratamiento del proyecto de prohibición de armas nucleares; encomiable intento apoyado por más de 130 países, aunque claro está, boicoteado por todas las potencias nucleares, por los países de la OTAN, y algunos otros cómplices de la hipócrita parodia del orden internacional, incluida la vergonzante negativa de Japón para apoyar este proyecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario