Subscripción electrónica

martes, 23 de mayo de 2017

Despotismo humanitario en África, continente de la esperanza



Cada año, el 25 de mayo se celebra el día de África que marca el aniversario de la fundación, en 1963, de la Unidad Africana, “voz de África en el escenario internacional y un abogado en casa para el progreso y la paz”, según la calificó Kofi Annan, Secretario Genera l de la ONU entonces. Sus fines fueron promover la unidad y solidaridad de los estados africanos y servir de portavoces del continente. Para lo cual era necesario era erradicar el colonialismo y promover la cooperación internacional. Fue reemplazada en 2002 por la Unión Africana.

Los líderes africanos lanzaron en 1963 un gran proyecto de integración para proveer el marco, las herramientas y el propósito común necesario para que el gran continente de la esperanza lograra sus objetivos.




Quizás haya llegado el momento de hablar menos de ayuda humanitaria y denunciar las corrupciones y abusos por parte de los poderosos del norte sociológico, en connivencia con dirigentes corrompidos de esos pueblos empobrecidos del sur. En nombre de los derechos humanos se abusa del concepto de humanitario alzándose los Estados y los grupos de presión económica y financiera con el monopolio de un nuevo despotismo que no dudó en calificar de despotismo humanitario. En otros tiempos se prostituyeron los nobles ideales de la Ilustración con la prepotencia de los soberanos europeos que, afirmando su absolutismo monárquico, pretendieron disfrazarlo bajo la pátina de ilustrado, que no dejaba de ser un despotismo nacido de su arbitraria voluntad. Todo para el pueblo, pero sin el pueblo; porque el pueblo no sabe lo que le conviene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario