Subscripción electrónica

miércoles, 10 de mayo de 2017

INDIA: De empleadas domésticas a doctoras: las monjas budistas del Himalaya



Escondido en el extremo noroeste de la India, en un inmenso desierto de piedra azotado por el viento, se encuentra el altiplano que acoge la región de Ladakh dentro del estado indio de Jammu y Cachemira. Al este comparte frontera con Pakistán y al oeste con la (oficialmente) Región Autónoma del Tíbet. Desde el quinto hasta el decimoquinto siglo Ladakh fue un reino independiente dentro del Tíbet, periodo en el cual se construyeron muchos monasterios en la región.


Monjas budistas sujetan una pancarta que pide una ley de protección nacional de las mujeres.

En las tierras que rodean la cordillera el respeto hacia las mujeres es mayor que en otras partes (el resto de India por ejemplo), aún así las monjas budistas han sido tratadas de forma muy distinta a los monjes. Ellos gozan de gran consideración social. Gracias a las ceremonias y a las oraciones que realizan ganan suficiente como para mantenerse, y además reciben el dinero que viajeros y turistas pagan por visitar los templos. Las monjas sin embargo, han sido durante décadas las encargadas de cocinar y de limpiar. Eran empleadas domésticas y trabajaban en labores tan duras como la construcción de carreteras.


No hay comentarios:

Publicar un comentario