Subscripción electrónica

jueves, 25 de mayo de 2017

Manchester: el círculo cerrado de la violencia y la venganza





El mismo escenario atroz se repite en Manchester, familias inocentes lloran a sus hijos pequeños, asesinados por otro joven de su edad. En Medio Oriente pasa lo mismo, pero mientras los medios de comunicación nos dan todo tipo de terribles detalles sobre los primeros, incluyendo fotos y súplicas desgarradoras en twitter, guardan silencio sobre los últimos, exterminados por las bombas de Occidente y sus aliados. Esas bombas, admitidas por el propio Obama en una entrevista con Vice News de marzo de 2015, constituyen una de las principales razones de la expansión de Al Qaeda e Isis. 
El millón de personas que murieron en Irak desde la llamada Guerra contra el Terrorismo y 220.000 muertos en Afganistán, según un estudio publicado en marzo de 2015 por los Médicos por la Responsabilidad Social, sin embargo, son anónimas y hasta ahora, no ocupan las primeras páginas de los periódicos ni los titulares de las noticias, por lo que resultan fáciles de olvidar. Y sobre todo, es fácil eludir la conexión y la comparación con los muertos cercanos y sus familiares de Manchester, Londres, Berlín, Niza y París.

No hay comentarios:

Publicar un comentario