Subscripción electrónica

viernes, 16 de junio de 2017

El agua es un derecho humano. Lo proclama la ONU, pero lo EXIGE el sentido común, la naturaleza y el clamor de nuestro pueblo



Carta a los Señores Senadores de Chile

Estimados Señores Senadores:

Me es grato hacerles llegar un fraternal saludo y aliento en su exigente y decisiva vocación y misión de discernir, valorar, ponderar y legislar por el bien común de TODO el pueblo de Chile y sus bienes.

En estos días el tema (¿o problema?) AGUA estará “en sus manos”.

Sé que ustedes no son solo “manos”, sino también inteligencia, sabiduría, corazón, voluntad,… que los llevarán a tomar decisiones.

Sus DECISIONES, selladas en leyes, tendrán efectos vitales en el presente y en el futuro del País. Por eso quisiera ofrecerles, muy humildemente, algunos principios éticos para su consideración.


 Luis Infanti  Obispo de Aysen  CHILE


1. El agua es un bien común, esencial para todo ser vivo. Sin petróleo podemos vivir, sin agua, no. El agua es un derecho humano. Lo proclama la ONU, pero lo EXIGE el sentido común, la naturaleza y el clamor de nuestro pueblo. Gran cantidad de los conflictos del Chile actual tienen sus orígenes en el agua (conflictos por tierra y agua con empresas mineras, forestales, hidroeléctricas, agroindustriales, pesqueras, …). No es casualidad que hayan muchísimas comunas de Chile que tienen que “aliviar” la falta de agua para su población, abasteciéndola con camiones aljibes (¡otro negocio más!) o mercantilizando la “necesidad” de agua pura con agua embotellada (¡otro GRAN negocio más!).



No hay comentarios:

Publicar un comentario