Subscripción electrónica

viernes, 23 de junio de 2017

Emancipación de los pueblos oprimidos por Juan Jose Tamayo



La vida del sociólogo y teólogo de la liberación belga François Houtart se apagó el pasado 6 de junio en la residencia de la Fundación Pueblo Indio de Quito, donde eligió vivir los últimos siete años, siendo profesor en el Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN). Murió a los 92 años, en plena vitalidad intelectual y viajera, y lo hizo sin molestar, sin hacer ruido, con la misma paz con la que había vivido.



Houtart deja una huella indeleble en múltiples campos del saber y del quehacer eco-humano. Fue pionero en los estudios de sociología de la religión que cultivó en publicaciones y enseñó durante más de tres décadas en la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica). Allí se formaron varias generaciones de políticos, teólogos, científico sociales, politólogos, economistas y activistas sociales –hombres y mujeres-, que aprendieron a interpretar críticamente la realidad social y a transformarla luchando contra los mecanismos opresores.

Lugar destacado en su extenso discipulado ocupa Camilo Torres, sacerdote, sociólogo, revolucionario colombiano, precursor de la teología de la liberación, muerto en la guerrilla en 1966, a quien François dirigió la tesis de licenciatura sobre las estructuras sociales de la ciudad de Bogotá. Los estudios sociológicos de Houtart se centraron en las relaciones entre religión y mercado, que encuentran su mejor desarrollo en la obra Mercado y Religión (2002).

Desde principios de los 50 del siglo pasado estuvo vinculado a los países latinoamericanos trabajando con la Juventud Obrera Católica (JOC), fundada por el sacerdote belga Joseph Cardijn

No hay comentarios:

Publicar un comentario