Subscripción electrónica

domingo, 25 de junio de 2017

La industria militar espera nuevos pedidos equivalentes a la mitad del PIB español



La fiesta acaba de empezar. Los comandantes en jefe de los principales ejércitos del mundo manejarán en los próximos años una cifra sin precedentes, de 600.000 millones de dólares, equivalente a la partida total en Defensa que la Administración Trump baraja para 2018, incluyendo los gastos de mantenimiento y pagos salariales a sus militares (y similar a la mitad del PIB español), para adquirir nuevo material bélico. Desde buques de guerra hasta cazas, sin olvidarse de nuevas medidas de seguridad cibernética ni del incremento de efectivos en sus ejércitos.




India, China, Alemania y Corea del Sur lideran los repuntes presupuestarios en Defensa de 2017, según Kepler Cheuvreux, firma europea de asesoramiento financiero a industrias y empresas. Con alzas próximas al 10%. Mientras Arabia Saudí encabezaba, en 2016, el ranking de países con mayor desembolso militar en relación al PIB (el 8,8%, 57.000 millones de dólares), seguido del Rusia (el 3,8% y 47.000 millones), EEUU (3,2% y 605.000 millones) y Corea del Sur, que dedica el 2.2% de su riqueza nacional (34.000 millones) a desembolsos militares, afirman en el Instituto Internacional para Estudios Estratégicos

No hay comentarios:

Publicar un comentario