Subscripción electrónica

domingo, 2 de julio de 2017

Inmigrantes mueren de sed en el desierto de Níger


Aproximadamente 50 africanos fallecieron de sed la pasada semana al ser abandonados por traficantes de personas en la zona desértica del norte de Níger, próxima a la frontera con Libia. Estas personas se dirigían al país norteafricano con destino a Europa.

Así lo han relatado los 24 supervivientes que fueron trasladados por el ejército nigerino después de haber pasado cuatro días sin alimento alguno.




Hace solo un mes, otros 44 migrantes procedentes de Ghana y Nigeria fueron también encontrados en el desierto de Níger, entre ellos mujeres y bebés. Casi todas las semanas, las fuerzas de seguridad del país ven cómo este cruce de caminos transporta personas a las rutas migratorias hacia Europa.

La ruta entre Agadez y el sur de Libia es la parte más peligrosa de ese largo viaje. Las autoridades nigerinas han intentado combatir la inmigración irregular y castiga con penas entre uno y 30 años de cárcel a traficantes de seres humanos. Esto lejos de ayudar ha hecho que los migrantes opten por rutas menos transitadas y suelen ser abandonados por los traficantes ante la menor sospecha de ser vigilados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario