Subscripción electrónica

lunes, 24 de julio de 2017

La Asamblea Nacional Contituyente contra viento y marea





Conferencia impartida en la Universidad Obrera, en la Ciudad de México, el 20 de julio de 2017.


El domingo 16 de junio pasado tuvo lugar una demostración innegable del papel que juegan los medios masivos de comunicación en la guerra de amplio espectro que Estados Unidos y sus aliados internos de la MUD llevan a cabo contra el pueblo y el gobierno legitimo y constitucional de Venezuela. Mientras la oposición efectuó un llamado plebiscito, inexistente en la actual Constitución del país, sin ningún control o monitoreo nacional e internacional sobre dicha consulta, con comprobadas anomalías y fraudes, y con un numero de votantes hasta la fecha desconocido, millones de ciudadanos participaban en un simulacro para la elección de la Asamblea Nacional Constituyente que se efectuará el 30 de este mes. Durante ese día y hasta la fecha, ningún medio de comunicación masiva ha hecho mención, ni mucho menos destacado, esa manifestación de apoyo a su gobierno, civismo y vocación de paz de un numero comprobable de millones de ciudadanos venezolanos. Seguí en tiempo real, a través de Tele Sur, ese ejercicio electoral y era posible observar las largas colas para votar, el ánimo y la determinación de los entrevistados, el desbordamiento de muchas de las casillas o centros de votación de toda la geografía venezolana, las declaraciones de la rectora encargada del órgano autónomo electoral, en el sentido de que se habían superado todas las expectativas, ya que usualmente a estos simulacros sólo asiste regularmente un 10 o 20 por ciento de los votantes registrados. En este caso, el pueblo lo tomo como un referéndum para responder a la violencia de la MUD y su “plebiscito”, el cual de hecho significó, un llamado al golpe de Estado y a la intervención extranjera.

Ya desde hace algunos años hemos insistido, a través de la lectura de los Manuales de Contrainsurgencia de los militares estadounidenses, la gran importancia que ellos otorgan a los medios de comunicación como arma estratégica y política, particularmente, lo que denominan, la “batalla de la narrativa”:

No hay comentarios:

Publicar un comentario