Subscripción electrónica

lunes, 24 de julio de 2017

La primera en ingresar a prisión por un caso de bebés robados podría ser una víctima



María Ascensión López, de 53 años, sospecha que es una víctima del caso de los bebés robados y, a pesar de ello, podría convertirse en la primera persona que ingresa en prisión en España por las adopciones ilegales que comenzaron en el franquismo y continuaron durante gran parte de la democracia. Al morir su padre, cuando tenía ocho años, un familiar le dijo que dejara de llorar por un hombre que la había comprado al nacer. Esa revelación provocó una búsqueda de sus orígenes que ahora podría terminar pagando con la cárcel.


Ascensión López (en el centro con una muleta) acompañada del diputado de Podemos, José David Carracedo (a la izquierda) y miembros de las asociaciones de bebés robados, en el Congreso de los Diputados. 


El delito de López, según un tribunal de Almería, fue relacionar con su adopción ilegal a Dolores Baena, una monja prima de su padre adoptivo, en varios medios de comunicación. Por injurias y calumnias, fue condenada hace un año a pagar 40.000 euros de indemnización, 3.000 de multa más las costas, y una reparación del daño moral que debe abarcar la publicación de la sentencia en los medios en los que se manifestó. Es la primera sentencia firme por un caso de bebés robados en España que las asociaciones de afectados llevan años denunciando. Lo llamativo es que la sentenciada es una víctima.


No hay comentarios:

Publicar un comentario