Subscripción electrónica

dimecres, 16 de maig de 2018

70 años de la Nakba: La prisión de la diáspora


La población palestina refugiada se enfrenta a nuevos retos y desafíos ante el abandono y la indiferencia de la comunidad internacional.


Entrada al checkpoint de la ciudad de Belén


El pueblo palestino sigue escribiendo sus memorias y en todas ellas aparece la palabra Nakba, que significa catástrofe en árabe. El comienzo de la Nakba se sitúa en 1948, cuando grupos paramilitares sionistas, apoyados por varios países occidentales, expulsaron violentamente al pueblo palestino, produciendo masacres y borrando del mapa pueblos enteros. Esto siguió ocurriendo tras ser declarado el Estado de Israel, el 14 de mayo de 1948. Ilan Pappé, el historiador que desertó de Israel, lo llamó “limpieza étnica”. 70 años después, siguen pendientes de las últimas declaraciones de los líderes de la comunidad internacional porque, parafraseando en esta ocasión a Abu Sitta, escritor palestino de Bir Assaba’a (Beersheba), “nadie cuestionó nunca la idea de volver a casa”. Quizás porque la condición establecida en la Resolución 273 –con la que la ONU admitió la membresía del Estado de Israel– es la ejecución de la Resolución 194, que establece el derecho al retorno de las personas refugiadas de Palestina, y que, al ser del Consejo de Seguridad de la ONU, es jurídicamente vinculante.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada