Subscripción electrónica

dimarts, 8 de maig de 2018

Los haitianos ponen color a un Santiago cada vez más hostil


 En promedio, 794 haitianos llegaron diariamente a Santiago durante el primer trimestre del año, con lo que los haitianos bordeaban los 120.000 a comienzos de abril, según datos oficiales. La quinta colonia migrante en Chile pone color a su  capital, aunque su acogida es día a día más hostil.

Para los que ya viven en Santiago, donde residen la mayoría, y no cuenten ya con una visa temporaria, conseguida una vez llegados al país como turistas, hay la promesa de regularizar su situación como migrantes.




Llegaron directamente desde Puerto Príncipe, haciendo escala muchas veces en Panamá, esperanzados por el boca a boca de sus connacionales de que esta era una tierra donde se necesitaban trabajadores y había facilidades para tener un contrato de trabajo y luego poder traer a su familia.

Según cifras oficiales brindadas en abril, Chile cuenta con casi un millón de migrantes, en un país con 17,7 millones de habitantes, en los que Haití es la quinta población extranjera, detrás de Perú, Colombia, Bolivia y Venezuela.

Desde ahora, deberán obtener visas consulares para ingresar a Chile, no podrán canjearlas ya dentro del país por otra que les permita permanecer aquí, y solo se darán 10.000 visas de reagrupamiento familiar a lo largo de un año.

Pero a cambio se regularizará a los haitianos que ya están aquí, con “buena fama” entre los empleadores, según organismos internacionales, pero sometidos a crecientes expresiones sociales de xenofobia, donde el racismo y los prejuicios suman una discriminación específica en su contra.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada