Subscripción electrónica

dimarts, 1 de maig de 2018

Un nuevo 1 de mayo. El dilema de los sindicatos: movilización o irrelevancia


Vayan por delante algunas consideraciones, que cualquier sindicalista sabe que son elementales.

La primera, que los sindicatos ni han sido ni son irrelevantes en la defensa de las condiciones de trabajo en la empresa: sin la presencia y actividad sindical, allí donde existe y está fuertemente organizada, los abusos patronales, la sobreexplotación y el sometimiento global de la gente trabajadora estarían no sólo, como ahora, ampliamente extendidos, sino que serían una norma general sin excepciones.


La segunda, que la crisis iniciada en 2008 ha generado un empeoramiento de todos los parámetros que regulan la existencia de la gente asalariada. No porque sea una ley de la física, sino porque las políticas neoliberales aplicadas durante la crisis, y el nuevo marco existente al salir de ella, se han impuesto vía la derrota de la clase trabajadora, y con ella de sus sindicatos. En el Reino de España y en toda Europa.

La tercera, que en un momento de aguda crisis política (revuelta democrática catalana, crisis de legitimidad e involución autoritaria del régimen del 78, corrupción, ataques a derechos y libertades básicas, aparato judicial inquisidor...), el sindicalismo ha de formar parte de las fuerzas que luchan por una solución democrática y social, o sea, de izquierda. Sin cambios políticos, sin acabar con el gobierno de la derecha, es más que difícil conseguir las grandes reivindicaciones sociales que afectan a la mayoría de la población.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada