Subscripción electrónica

dimarts, 24 de març de 2020

Confirmadas las enormes diferencias en la huella energética que dejan ricos y pobres


Una comparativa entre ingresos económicos y consumo de energía en 86 países muestra las grandes desigualdades que existen, tanto dentro de las naciones como a escala mundial. Las diferencias son exageradas en aspectos como el uso de vehículos, ya que el 10 % de los que más ingresan gastan 187 veces más energía en este concepto que el 10 % que menos gana.

Un nuevo estudio ha analizado la desigualdad energética para distintos rangos de ingresos en 86 países, desde los altamente industrializados hasta los más empobrecidos, revelando una disparidad extrema en las huellas energéticas, tanto escala nacional como global.


Escena de desigualdad.


En el primer trabajo de este tipo, investigadores de la Universidad de Leeds (Reino Unido) han combinado datos de la Unión Europea y el Banco Mundial para calcular la distribución de estas huellas energéticas, así como en qué bienes y servicios con un importante consumo energético tienden a gastar su dinero los diferentes grupos según sus ingresos.

Los resultados, publicados hoy en la revista Nature Energy, muestran que la huella crece con el gasto y, como consecuencia, se distribuye de manera desigual. Entre todos los países y clases de ingresos analizados, el 10 % superior consume aproximadamente 20 veces más energía que el 10 % inferior.

Además, a medida que aumentan los ingresos, las personas gastan más en bienes que consumen mucha energía, como paquetes de vacaciones o automóviles, lo que genera una gran desigualdad energética. De hecho, los investigadores descubrieron que los consumidores de la franja 10 % superior gastan 187 veces más energía relacionada con el combustible del vehículo en comparación con el 10 % inferior

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada