Subscripción electrónica

miércoles, 29 de marzo de 2017

“En el centro de las ciudades, antes o después el coche desaparecerá”


Dos siglos después de su invención, la bicicleta vuelve a reclamar su espacio en las calles. No sólo como una solución para el asfixiante tráfico urbano, sino como una herramienta fundamental en la lucha contra el cambio climático. Un medio de transporte limpio y eficiente que contribuye de manera decisiva a mejorar la salud y el bolsillo de los ciudadanos, así como a crear espacios de convivencia. De todo esto, y de mucho más, habla el periodista y colaborador de La Marea, Dani Cabezas (Madrid, 1981) en La revolución silenciosa. La bicicleta como motor de cambio en el siglo XXI (Editorial UOC).




Sin duda. Es curioso que siendo un invento del siglo XIX esté llamado a revolucionar las ciudades en el siglo XXI. Gracias a la bicicleta entendida como medio de transporte podemos conseguir ciudades más amables y más humanas. La bici afecta a muchos niveles de la vida humana. Es una actividad económica de primer orden, y a este tema le dedico un capítulo en el libro. También ayuda a mejorar la salud, tanto para el ciclista como para el resto de ciudadanos. Es un vehículo que no emite contaminación, tampoco contaminación acústica, que según la OMS causa 30.000 muertes prematuras en España al año. La bici contribuye a que las ciudades sean lugares más habitables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario